19 de diciembre de 2012

Revolotean las mariposas.

Este verano ha sido, de aquí a lo que recuerdo, el mejor de mi vida. Por varias razones que quizá cuente, pero la más importante: tú.
Puede sonar cursi o irreal, pero nunca me había sentido así por nadie.

Nos conocimos en circunstancias un poco difíciles para llevar a cabo una relación, aunque en ese momento ninguna de las dos tenía claro que pasaría después, en ese momento teníamos la mejor relación que podíamos: confiábamos la una en la otra (bueno, digamos que yo confiaba plenamente en ella y ella me dio su apoyo). Sabía que la tenía para lo que necesitase, me inspiraba muchísima confianza.

Cuando esos días pasaron, las dos sabíamos que no queríamos dejarnos en ese punto. Las dos queríamos seguir hablando y nos queríamos ver más adelante, las dos lo sabíamos.
En el camino de vuelta decidí "despedirme" con una carta, en la que trataba de explicar lo que ella había significado para mi en esos días, pero era imposible sin hacer ver que sentía algo diferente. "Siento que se ha creado un vínculo" le dije, cuando probablemente lo que quería decir era "creo que me gustas" o "no puedo dejarte ir".
Tras un efusivo abrazo, "prométeme que te vas a cuidar" me dijo. Lágrimas se deslizaban por mis mejillas, no me podía creer que esa iba a ser la última vez que la viera o que la abrazaría. Pero era hora de irse.

La única razón por la que lloraba era por que creía que no volvería a verte.

Pasaron un par de días, y yo pensaba en ella, en qué estaría haciendo, y solo pensaba en hablar con ella.
Uno de esos días, tuve un problemilla, y a la primera persona que se me ocurrió pedir ayuda fue a ella, ¿por qué? No lo sé, pero me decidí a hablar con ella y, ¿cómo no? Ella estuvo ahí para ayudarme en todo lo que podía.
Después de ese día, no pasaba uno solo en el que no hablásemos. A mi me encantaba mantener conversaciones con ella, podíamos estar hablando horas, aunque fuese del vuelo de una mosca, pero sea lo que sea ella lo hace interesante.
Pasaron 15 días de hablar sin parar día y noche, hasta que un buen día 13 (si no me equivoco), tras, al menos, cinco horas de conversación, sucedió lo que ambas esperábamos.

Ya estaba todo dicho.

Intenciones aclaradas y ninguna de las dos cabíamos en nosotras de alegría, yo lo sé. Y recuerdo perfectamente como me caían las lágrimas cuando me dijo: me gustas. Y la sonrisa que se me dibujó cuando le dije: tu me gustas también.

No podía creerme lo que acababa de pasar, nunca había sido tan feliz.

Los días siguientes fueron difíciles, no podíamos tenernos cerca.
En esos días me asaltaron montones de dudas: ¿que pasaría? ¿cuándo nos viéramos? ¿sería yo capaz? ¿lo jodería? ¿si salía bien, podríamos estar juntas? ¿Querría ella? ¿Sería legal? ¿Saldría bien? Todo era muy dificil de entender y de explicar.

Pero todas esas dudas desaparecieron el día que la vi, por fin. Recordaba el día en que creía que no la vería más y pensaba: que tonta fui, ambas sabíamos que esto tenía que pasar.
Estaba muy nerviosa, el corazón se me salía por la boca cuando vi aparecer su coche.
Me acerqué y me senté. Me temblaba todo el cuerpo, ni siquiera sabía como saludarla.
Opté por quedarme quieta (el cuerpo no me dejaba hacer otra cosa), y mientras conducía ella me agarraba la mano, que me temblaba y sudaba de los nervios. Tenía mucho miedo, miedo de que se estropease todo, pero también miedo a que saliera bien, de que me enamorase más de ella y de que no pudiéramos estar juntas.
Cuando paramos el coche, me abrazó y ahí sí, se me paró el mundo.
No quería pensar en nada de lo que pasaría después, solo me quedé abrazada a ella escuchando como latía su corazón.

Te había echado tanto de menos, no quería soltarte nunca. 

Tras el abrazo, un rato nos quedamos en silencio, mirándonos. Y ahí comenzó la trampa mortal que me atraparía para siempre en sus brazos: los besos por el cuello.
Diminutos besos, tiernos y llenos de amor se repartían por todo mi cuello.
Recuerdo como pasaba sus labios rozando los míos, y también recuerdo como no pude aguantar más las ganas de besarle y lo hice.

Fue increíble, y ahí supe que no la dejaría marchar.

Unos labios así no se pueden probar solo una vez, no hay manera de dejarlos ir.

Nunca olvidaré el momento en el que sentí sus labios junto a los míos.
Me dije a mi misma: ya está, ya es mía, ya no la voy a perder.

Me relajé.

Jamás me había sentido tan bien como en ese momento.

Y hoy, tras estos cuatro meses, me hace sentir los mismos cosquilleos cada vez que la veo o cada vez que oigo su nombre.
Hace que cada momento que paso con ella sea único e irrepetible, que aunque sea malo o bueno, es uno que paso con ella y que no voy a olvidar jamás, por el mero hecho de que ella estuvo conmigo.

Cada día cuando me levanto pienso en ella, y me acuesto soñando con ella. Con todo lo que me hace sentir, con todo lo que me gusta de ella, con todo lo que quiero hacer con ella...
Con cada sitio que quiero visitar, con cada beso que le quiero dar...

"No me creo que te tenga, no puedo creer que haya tenido la suerte de encontrarte." 

Y sí, ahora mismo estoy llorando. No puedo evitar emocionarme cuando pienso en todo lo que me hace sentir. Solo con que me toque, con que de su boca salga mi nombre. Revolotean las mariposas.


Todo esto es lo que me haces sentir, cada día, cada hora, a cada momento, haces que te quiera más.

Y ahora que no estás, ya te estoy echando de menos. Y cada minuto que no paso a tu lado se me hace eterno.
Voy a ser fuerte, por ti y por verte.






Recabando el rumbo.

No sé por qué, hoy, de repente he recordado que seguía teniendo este blog activo y que lo tenía más que abandonado.
La verdad, que en estos cuatro meses han pasado muchas cosas, buenas y malas. Pero más buenas que malas. Porque la vida da muchas vueltas, pero está visto que las cosas buenas siempre vuelven.

Bueno, allá vamos, de nuevo a tomar el ritmo de escribir al menos una entrada cada una o dos semanas, a ver si vuelvo a la normalidad.

Tengo muchas cosas que contar y muy poco tiempo, pero me voy a esforzar. Además me temo, que de pasarme tanto tiempo sin escribir, voy perdiendo mis facultades. Ya no soy capaz de escribir más de tres párrafos seguidos sin que me parezcan basura y los borre por completo.

En mente tengo escribir un montón de cosas, pero cada vez que me pongo a ello me resultan bazofia y me retiro.
De este año 2012 no pasa que vuelva a mi buena costumbre de escribir tanto como pueda.

Y empiezo con mi reto, hoy.

26 de agosto de 2012

El amor es entre personas, no entre números.

Me gustaría escribir sobre un tema, que por experiencias me toca de lleno, y que para mi es muy importante.
Este tema es el amor, pero ese que dicen ser más complicado, cuando hay diferencia de edad.

Primero quisiera poder explicar, y se que algunas personas no lo entenderían, o creerían que soy una irresponsable por decir que cuando tu quieres a alguien, no te importa la edad que tenga. Y al igual que a los miembros de la pareja no les importa, porque se quieres, a los demás debería darles igual, porque no les incumbe. ¿Entendéis? Una pareja, son dos personas que se quieren.

*Intentaré relajarme, porque este tema me cabrea y pronto empezaré a sonar borde.*

Honestamente pienso, que no importa si en una pareja, uno de ellos es mayor de edad, y otro es menor, siempre que se quieran y quieran estar juntos.
Ya no hablamos de temas mayores como la pederastia y demás. Hablamos de amor, de dos personas que quieres compartir su vida y su felicidad. ¿Que hay de malo en eso?

Estoy segura que la mayoría de las parejas que hay ahora, se llevan al menos, tres o cuatro años, y nuestros padres incluso más, incluso pueden sacarse seis años el uno al otro. Y no pasa nada.

Para las parejas que viven esta situación, un menor y un adulto. Entiendo que es complicado, no podéis hacer las mismas cosas, ni tampoco ir a los mismo sitios... Pero el tiempo pasa y nos hacemos mayores.
Si de verdad dos personas se quieres, van a quererse, les deje la ley estar juntos o no.
Y esa es otra cosa que no entiendo, o que no termina de quedarme claro. ¿Una ley que prohíbe que dos personas que se quieren, estén juntas? ¿En qué mundo vivimos? Ah, sí. En ese en el que el matrimonio homosexual todavía no es legal en todos los lugares.
¿Os parece normal que aún estemos así? Porque yo no le encuentro sentido.

Dos personas, sean del sexo que sean, y tenga la edad que tengan, se quieren.
¿Te molesta?
Si te molesta, tienes un problema, y ojalá alguno de tus hijos sea homosexual y salga con un adulto, para que te des cuenta de que el amor va por encima de todo.
¿No te molesta? Bendito seas, y bienvenido a la sociedad que todos queremos pero que nadie lucha por conseguir.

*¿Veis? Esto es lo que me pasa cuando hablo de estos temas, me pongo borde e irónica. Pero al que no le guste que no me lea. Fin del asunto.*

Ya era hora.

Ahora que por fin he recuperado mi blog, que de nuevo o le hecho mío. Voy a retomarlo.
Han pasado muchas cosas desde mayo, desde que decidí darle un tiempo a esto.
Ahora me he dado cuenta que escribe aquí no me hace más que bien.

Tengo una historia a medias, que a causa del parón ha dejado de tener lectores, por lo he la voy a dejar de publicar, aunque aun tengo algunos capítulos de más ya escritos.

En cuento a la historias en general, escribiré algunas, que duren un solo capitulo, es decir, una sola entrada por historia. No quiero complicarme enlazando tramas.
Escribiré las partes que me parezcan mejor de interminables historias que tengo en mente.

En cuanto al resto del blog, seguiré publicando sobre mi vida, que para eso es mi blog.
Seguiré escribiendo profundas reflexiones.
Trataré de comentar las películas que vea, como he venido haciendo hasta la fecha. Que por cierto, ya llevo como unas 20 películas que quise comentar y no hice. Ya lo haré.

Y bueno, temas de debate... Ya no es obligatorio, porque ya nadie me obliga a escribir nada... Pero me gusta la polémica a si que de vez en cuando propondré algún tema.

Esto es todo de momento. Y aprovecho para decir que a partir de ahora vais a tener mucho más que leer, porque ahora tengo Blogger en el móvil y puedo escribir desde cualquier parte del mundo. Preparaos.

Pesadilla, se repite una y otra vez.

Pasaron juntos la tarde. Pasearon y charlaron tranquilamente. La tarde no podía llevar un ritmo mejor, así que buscaron algún sitio donde poder sentarse y descansar. Encontraron un parque y se sentaron bajo un árbol sobre el que ambos se apoyaban.
Ella no dejaba de pensar como iba a ser su primera vez, su primer beso. "Será tierno, dulce, lento al principio. Será mágico." Se repetía a si misma una y otra vez.
Según pasaban los minutos, el silencio se volvía cada vez más incómodo y ella empezó a preguntarse si no estaría preparada para dar ese paso. Tras unos minutos de reflexión, llegó a la conclusión de que aún necesitaba más tiempo. Ese chico le gustaba, pero le parecía arriesgado.
Ella pensaba en marcharse, dándole al chico una excusa barata. Pero no le dio tiempo.
Cuando ella quiso girar la cabeza, él se abalanzo y la empujo, haciéndola caer al suelo, y tumbándose sobre ella. Empezó a besaría tan fuerte que le dolía, mientras que ella no dejaba de revolverás en un intento de apartarlo de sus labios. No contento con eso, él desabrochó la chaqueta de ella, y bajo sus manos hasta sus pechos. Ella, paralizada por el miedo, no se podía mover, no podía gritar, solo lágrimas de miedo impotencia corrían por sus mejillas.
Viendo que la chica era incapaz de oponer alguna resistencia, él decidió proseguir con lo que tenía en mente. Con una de sus manos, agarró el brazo con el que la chica intentaba pegarlo. Mientras que bajaba la otra indiscriminadamente, para que fuera a para al interior del pantalón de ella. Desabrochó el pantalón y metió la mano dentro.
Ella no dejaba de llorar, y se decía a si misma: vamos, muévete. Haz algo.
Su cuerpo no respondía, parecía muerta. No era capaz de articular palabra.
La situación se alargó por unos minutos. Él no dejaba de "besarla" de horrible manera y de pasear sus manos por todo su cuerpo, aun sabiendo que no tenia permiso para hacerlo.
En un arrebato de valentía, si es que se puede llamar así, ella arrancó al chico de encima suyo y lo empujó hacia el lado contrario.
Se levantó, lo miró llorando, se abrochó la ropa y se marchó.
Cuando quiso darse cuenta y miró alrededor, vio que el parque estaba repleto de gente.
Gente que parecía estar demasiado ocupada en sus asuntos como para molestar en mirar hacia un lado. Y entonces pensó: ¿Qué habría pasado si alguien se hubiese dignado a mirar dónde aquel chico se cargaba mi oportunidad de primer beso perfecto?

26 de mayo de 2012

Capítulo 12 "Él, yo, nosotros y los demás"

-¿Mis intenciones? -Contesté realmente asombrada.

-Sí. No quiero parecer maleducada o borde, pero, ¿Qué es lo que pretendes saliendo con Rupert? -Explicó.

No cabía en mí del asombro. No podía creer lo que estaba oyendo. ¿Qué se suponía que debía contestar a eso?

-Pues simplemente creo que el amor no se pretende. Simplemente surge y nada más. Honestamente, pienso que lo Rupert es lo mejor que me podía pasar nunca. -Dije.

Me puse melodramática, lo sé. Pero dejé de pensar en eso cuando Jade sonrío y me abrazó.

Vaya, sí que es cariñosa esta chica. Pensé.

-¿Por qué lo preguntabas?

-Ah, claro que aún no te lo han contado. -Dijo ella.

-¿Contarme qué? -Pregunté.

-Verás, últimamente nos gusta controlar a las chicas con las que Rupert sale, aunque no sale con muchas. El caso es que, su última novia era una... mala novia. Él estaba muy enamorado, pero ella solo le utilizó para conseguir fama, y luego le dejó tirado. Eso le destrozó. -Me contó Jade.

-Vaya, no tenía ni idea. -Dije con un tono triste.

-No tienes de qué preocuparte. Has pasado el test sin ningún problema. -Me dijo ella riéndose. -Menudos con los que nos hemos ido a juntar, ¿eh? -Añadió.

-¿Qué se le va a hacer? Uno no elige de quien se enamora. -Contesté.

Tras esta conversación empezamos nuestras compras.

Entramos en una tienda increíble. Todo era terriblemente caro, pero asombrosasmente precioso.
Estuvimos un buen rato probándonos vestidos en aquella tienda, y ninguno parecía adaptarse a la situación. Hasta que de pronto lo vi.

Un vestido entre negro y morado, el color iba cambiando de forma gradual. El pecho negro. Después un poco más morado, hacia la tripa, cuanto más bajaba más morado era. Tenía cuello de barco y bonitas mangas negras. Era largo  hasta las rodillas, en las que se ajustaba.

Cuando me lo probé, Jade quedó asombrada y me dijo que no hacía falta que buscáramos más. Había encontrado mi vestido.

-Ahora solo te faltan unos tacones bien altos. -Dijo.

Fuimos a la tienda de zapatos más cara que encontramos.

Gastar tanto dinero en ropa me parecía una absoluta barbarie. Sólo el vestido había costado 500 dólares.

En aquella tienda no perdimos mucho tiempo. Me compré unos bonitos tacones de plataforma, negros, atados al tobillo.

-Me ha dicho Tom que no teneís nada de ropa. Será mejor que te compres algo para salir del paso. -Dijo Jade cuando salíamos de la tienda.

Al salir no escontramos con los chicos que venían a buscarnos. Cada uno de nosotros llevaba una bolsa en la mano.

-Tenemos que comprar ropa, aunque para estar por casa. -Le dije a Rupert.

-¡Oh! Se me olvidaba. -Contestó.

Los cuatro juntos fuimos bajando la calle. Jade iba del brazo de Tom y Rupert y yo íbamos de la mano, y yo no dejaba de mirarle a los ojos.
Continuamos caminando y la gente nos miraba, de una forma, que nadie me había mirado nunca. Nos miraban como con ¿envidia? Jamás me había pasado esto.
Por fín llegamos, hasta una tienda en la que Rupert suele comprar las camisetas.

Entramos y los chicos comenzaron a coger camisetas y vaqueros a montones. Entraron a los probadores he iban haciéndonos a Jade y a mi un pase de modelos, con su especial sentido del humor, por supuesto.

Salían y entraban cada vez con un modelito diferente. Cada vez que salían ponían alguna posturita graciosa. Jade y yo estábamos llorando de la risa.
Estuvimos horas allí, viendo conjuntos.  Algunos eran vergonzosos, pero otros... ¡Uy los otros! Imposible de explicar con palabras, sólo podría explicarlo con ruidos. ¡Madre mía! Demasiado sexys.

Cuando se cansaron de hacer el tonto, salieron, cada uno con un montón de ropa en las manos y se sentaron en el banco frente a los probadores.

-Vuestro turno. -Dijeron.

-Ah, no. De eso nada. Que vosotros no tengaís vergüenza no significa que nosotras no la tengamos. -Dijo Jade.

Tras oír eso Tom saltó sobre ella y se puso a matarla a cosquillas. En cambio, Rupert fingió estar triste, a lo que me acerqué a él y le dije:

-No te preocupes, luego en casa hago una para ti solito.

Su cara cambió. No se lo podía creer. Yo tampoco. ¿Cómo podía haber dicho yo eso?

Nos empezamos a partir de risa, y yo me puse roja como un tomate. Su cara fue más o menos esta:



Me niego.

Es increíble como ha cambiado todo en tan poco tiempo.

Como hace unos meses estaba deseando escribir en el blog, porque era algo que me llenaba y ocupaba mi tiempo. Pero ahora... Ahora el blog está muerto.

Han pasado muchas cosas que hacen que escribir aquí me resulte difícil e incluso incómodo.
Antes era un lugar maravilloso, en el que, sin tener en cuenta la calificación ha obtener, uno podía escribir sobre si mismo, sobre su mundo.

Ahora que hemos abandonado el blog de forma escolar, me gustaría poder seguir escribiendo libremente sobre mis propios temas, pero algo hace que me disguste la idea.
No sé si es la idea de que la profesora siga teniendo acceso a mi blog, o que lo hagan mis compañeros.

Pero aún así, algo me impide continuar con el buen ritmo de mi blog.

Será que me da la sensación de que nadie lo lee, y de que escribo en vano.

Pero prometo que encontraré una solución, y volveré a hacer de este blog: MI BLOG. Y no eso en lo que se ha convertido, eso que no me permite escribir de lo que a mi me parezca bien.

Gracias.

15 de abril de 2012

Tema debate: piercing y tatuajes en menores de edad.


Antes de dar mi opinión voy a escribir aquí que es considerado un tatuaje, para aclarar dudas. 


"Un tatuajes es la manera de adornar el cuerpo que sirve como elemento de identificación de una persona o de un grupo de ellas." Noemi Marcos Alba


"Parece que en la actualidad todos tienen un tatuaje. Lo que antes se consideraba propiedad de marineros, ciclistas y fugitivos es actualmente una decoración del cuerpo muy aceptada entre mucha gente. Y ya no se trata de tatuarse anclas, calaveras y buques de guerra. Con emblemas de escuelas, diseños celtas y hasta símbolos personalizados, la gente ha encontrado nuevas formas de expresarse con sus tatuajes. Es una manera de expresarse, como las hay a montones." Michele Van Vranken. 


Un tatuajes es un adorno. No es un arma, ni una bomba. Tampoco es un coche a manos de un animal, literalmente hablando. 


Un tatuaje es algo que solo depende de una persona, de la que se lo quiera hacer. No afecta a nadie más. 
No es como conducir. Conducir también afecta a la gente que te rodea y es una implicación muy peligrosa porque conducir puede acabar con más de una vida. 
Igual que tener un arma. Que una persona tenga un arma no afecta solo a dicha persona, si no también a su familia, a la persona a la que pueda herir con ella y a la familia de la persona herida. 


Y si estas dos cosas son tan peligrosas, ¿por qué los menores de edad lo pueden hacer? 
Está permitido que un menor conduzca y sostenga un arma, pero no se le permite adornar su cuerpo. Increíble. 


Honestamente pienso que este tema no tiene que ver con la edad, ni con el país, ni con estadísticas. Esto es tan simple como esto: hay personas que tienen la suficiente capacidad de decisión como para hacerse un tatuaje, aún siendo menores de edad y hay otras que no. 

Un tatuaje es una decisión que te acompaña para toda la vida, pero la gente que quiere hacerse un tatuaje ya sabe eso. 

Cuando tu decides hacerte un tatuaje es porque has alcanzado un punto en tu vida en el que has marcado tu estilo y tu personalidad, y es cierto que las personas no dejamos de cambiar en toda la vida, pero creo que si has pensado con calma un tatuaje, nunca vas a arrepentirte de él, por un hecho muy simple: tú lo has decidido. 

Me parece que un tatuaje, como muchas otras cosas, es una responsabilidad de uno mismo. Ahora es cuando decís: <<Luego te vas a arrepentir.>> <<Te vas a cansar de él.>> <<Puede que con él no consigas trabajo.>> Vale, ¿y a vosotros cuál es la parte que os incumbe? No quiero parecer mal educada, pero es mi opinión. Yo pienso, de que yo me haga un tatuaje, ¿Cuál es la parte que os influye a vosotros y os molesta en vuestra vida? Ninguna, ¿no? 

Además, para vosotros, ¿no va la vida de eso? ¿De equivocarse? Es más, pienso que en la vida, incluso siendo adolescente, hay cientos de cosas de las que puedes arrepentirte mucho más que de haberte hecho un tatuaje.

Esa es la cosa. Quizá lo que voy a decir suene loco e irracional, pero es una clara (aunque algo exagerada) forma de explicar mi opinión. 
Un tatuaje es, ¿cómo decirlo? En mi opinión, como una especie de foto. Cuando tu quieres recordar un momento de tu vida, te haces una foto. Pues creo que en parte esto es igual. 
Si tienes un hijo, puede que te apetezca tatuarte su nombre y así tenerlo siempre presente. 
Pero para trasladar esto al tema de la minoría de edad: Puede que una serie o una saga de libros haya marcado tu infancia, y quieras tatuarte alguna simbología relacionado con ello. ¿Cuál es el problema? Es tu infancia, una buena forma de recordar qué hacías cuando eras pequeña o pequeño. 

Pensad lo que queráis. Pero los tatuajes no hacen daño a la gente. 

Personalemte, pienso que los tatuajes son una marca de identificación, como la ropa que llevas, la música que escuchas o tu forma de hablar. Y de sobra sabemos todos, que cuando eres adolescente, uno ya decide la ropa que lleva, la música que escucha y su forma de hablar. Pues ya está todo dicho. 

Con respecto a las estadísticas que dicen que el 80% de los adolescentes que se han hecho tatuajes ahora se arrepienten de ellos. No sé que pensaréis, pero si yo me hago un tatuaje, estoy segura de que no me cansaré de él, nunca. 

En cuanto a la realización del tatuaje en sí. 
Al igual que para conducir se realiza un test y un examen, creo que para hacerse un tatuaje, no se debería tener una edad, si no cumplir unos requisitos, físicos, psíquicos y mentales. Ya que si sufres alguna enfermedad no creo que sea adecuado que te realices un tatuaje (aunque depende de la enfermedad, claro está), ni tampoco si no tienes la totalidad de la capacidad mental o si, con perdón, eres un... Es igual. 

Creo que se debería realizar una prueba en la que de alguna forma se determinase quienes tienen las aptitudes necesarias para decir por sí mismos si quieren o no hacerse un tatuaje. 



Por mi parte este tema ha quedado resuelto y para deshacer el mal rollo que he creado con mi palabra, pues la incomprensión que hay sobre este tema me toca hondo, voy a enseñaros los tatuajes que me gustaría tener, y os explicaré (si lo veo apropiado) el porqué de cada uno. 






 Me gustaría tatuarme esta llave en el antebrazo, en la parte superior. Porque bueno, es una tontería, pero creo que es un sitio muy característico, ¿no? 
Y porque tiene un significado para mi y  porque bueno, dicen, que es la zona del   torso más sensible al tacto, y eso me gusta. 



Me gustaría tatuarme este símbolo, en la misma posición en la que esa chica lo tiene. 

El símbolo es del de Las Reliquias de la Muerte, tiene que ver con Harry Potter, que es una saga que inevitablemente ha marcado mi vida y mi infancia. 

Y quiero hacérmelo en ese lugar porque, no sé ve mucho y es un sitio privado. 


Estas dos frases irían colocadas en las muñecas. Una en cada una. 

La primera, también es una referencia a Harry Potter, pero para mi es mucho más que una frase friki. Es un escudo que me protege de todo lo malo que quiere atacarme, como un amuleto. Ya que Expecto Patronum es el conjuro que utilizan para defenderse de los dementores, seres que absorben su alma, y este hechizo, se realiza gracias a memorias felices que atacan al mal. Y como yo soy muy friki he pensado que esto va a protegerme siempre. 

En segundo lugar, Stay Strong, como la propia frase indica es un recordatorio de que hay que ser fuertes. Y creo que a pesar de mi corta edad, he superado y aún trato de superar etapas en mi vida en las que no paro de recordarme a mi misma que no tengo que dejar de ser fuerte. 




Y para terminar, estas cinco golondrinas en la parte exterior del antebrazo. 


Aunque en el comienzo de los tatuajes las golondrinas eran el símbolo que los marineros se tatuaban por cada 5.000 millas navegadas, yo le he dado un motivo personal a estos pájaros. 
Y es que siempre me ha encantado ver volar a las aves, me parece algo maravilloso y sueño con poder ser la mitad de libre de lo que se les ve a ellas volar. 
Me parece increíble y podría pasarme horas viendo a pájaros volar.


¿Y porqué golondrinas? Porque me gustan, es un ave que a pesar de su majestuosa pose y su formal figura, es un ave fuerte, que se adapta a todos los cambios y que es capaz de hacer su nido donde haga falta. 

Bueno, pues de momento esto es todo. Espero no haberos aburrido mucho. 



13 de abril de 2012

Los medios de transporte y yo.

Hace unos días, más concretamente, el día 1 de abril fui al parque de Atracciones con mis buenas amigas Alba, Soraya, Tania y una nueva y espero que próspera amiga, Paula (grandísima amiga de Alba, que ha venido a verla unos días desde Cáceres).

La historia empieza de forma inocente cuando quedamos por la mañana en el metro de Las Musas para ir hasta Batán.
Pedimos un plano de metro y rodeamos las paradas que debemos tener en cuenta. Debíamos hacer trasbordo de la línea 7 a la línea 2 en Canal y de la 2 a la 10 en Plaza de España, para llegar hasta batán.

Pues bien, el primer trasbordo lo hicimos sin problemas. Pero el segundo... Bueno, el segundo no. Nos pasamos la parada y nos bajamos en Santo Domingo (línea 2). Esto tuvo fácil solución. Dimos la vuelta, hicimos el trasbordo, y en media hora llegamos a nuestro destino sin más incidencias.

Pero la vuelta no fue igual. Tania y Soraya ya se habían marchado una hora antes, con lo cual quedamos Alba, Paula y yo de camino a casa, haciéndome ellas responsable de que cogiéramos el camino correcto (lo que fue un gran error).

Nuestra aventura comenzó así:

Estábamos en Batán y debíamos coger la línea 10 dirección Hospital Infanta Sofía hasta Plaza de España donde teníamos que hacer el trasbordo a la línea 2 dirección Las Rosas (parada que era nuestro destino).

Cuando llegamos a Plaza de España para hacer el trasbordo, nos bajamos del tren y en lugar de coger la línea 2, volvimos a coger la línea 10 (de la cual nos acabábamos de bajar) de nuevo en dirección Hospital Infanta Sofía.
Cuando nos quisimos dar cuenta de que íbamos en la línea incorrecta, estábamos en Cuzco (cinco paradas más lejos de la que debíamos estar). Nos bajamos en Cuzco con la intención de volver en la línea 10 hasta Plaza de España. De nuevo volvimos a coger la línea 10 dirección Hospital Infanta Sofía, es decir, la volvimos a coger en dirección contraria.

Seguíamos tan tranquilamente sentadas en el vagón, jugando al Twister con los dedos hasta que llegamos a Tres Olivos, nos dimos cuenta de que por megafonía decían algo relacionado con los billetes, pero ninguna de nosotras prestó atención. El tren paró, la gente se bajó del tren y nos quedamos solas. En ese momento Alba y Paula mencionaron: <<Vamos hacia atrás. >> ¡No puede ser!

Nos bajamos en la primera parada que vimos que tenía trasbordo, en Fuencarral. Con tanta mala suerte que de nuevo cogimos la línea 10 en dirección contraria. Llegamos a este tren y nos sentamos en el único sitio que había, el suelo. Ya estábamos agotadas y no íbamos muy atentas. A todo esto no nos dimos cuenta que la puerta sobre la que estábamos apoyadas se abrió y nosotras casi caímos de espalda. ¡Menudo susto! Rápidamente nos cambiamos de sitio y tratamos de ir atentas a las paradas lo cual fue bien, los 10 primeros minutos, luego ya nos olvidamos.

Volvimos hacia Tres Olivos con la intención de hacer el cambio de tren. Llegamos allí, hicimos el cambio de tren, pero, de nuevo en dirección Hospital Infanta Sofía. De este error nos dimos cuenta en La Granja y nos bajamos.

Estábamos desesperadas y ya no sabíamos si llorar o reír. Llevábamos casi tres horas metidas en el metro yendo en dirección contraria una y otra vez.
De camino al tren en dirección Puerta del Sur (la dirección correcta) nos dio un ataque de histeria en el que destrozamos sin darnos cuenta el mapa que tenía que ayudarnos a volver a casa.


De nuevo regresamos a Tres Olivos y esta vez hicimos el cambio de tren en la dirección correcta, Puerta del Sur. De no haber sido por Alba lo habríamos cogido de nuevo en la dirección contraria ya que yo estaba muy segura que el tren que nosotras debíamos coger, no era ese, si no el de enfrente. Pero un amable señor nos indicó que de la estación de enfrente no salía ni llegaba a ella ningún tren, era una estación fantasma. ¡Yo quería llevarlas a ninguna parte! Madre mía, que locura. 

Desde ahí tardamos unos 40 minutos en llegar a Plaza de España, en la cual hicimos el trasbordo a la línea 2 dirección Las Rosas (nuestro destino). 

Desde Plaza de España hasta Las Rosas no volvimos a equivocarnos, pero tardamos una media hora en llegar hasta allí. 





Nosotras hicimos de un trayecto normal de 40 minutos, una aventura de aproximadamente tres horas, sin contar con el tiempo que nos pasamos llorando, durmiendo y haciendo el idiota a más no poder por cada una de las estaciones que recorrimos. 

19 de marzo de 2012

Capítulo 11 "Él, yo, nosotros y los demás"


Antes de continuar con la historia, hago este pequeño parón para comentar a nuestra nueva profesora de Lengua sobre la historia que estoy escribiendo. 
Pues eso, que desde que empezó el curso escribo una pequeña historieta por pequeños capítulos que voy subiendo cada semana, y que trata sobre un romance de adolescentes, como es típico, pero esta historia mola mucho más, tiene acción, comedia, drama, de todo. 
Simplemente decirte, que no me gustaría tener que dejar de escribirla, además tengo algún que otro lector externo y quiero dejarlos con la intriga. Entonces solo quiero añadir, que me parece que te va a tocar leerte unos cuantos capitulillos para poder enterarte de qué va la historia. Si algún día te da por leer los capítulos están todos en la etiqueta "Historias" y "Él, yo, nosotros y los demás" 
Pues nada más, muchas gracias. 



Fui rápidamente hacia él y le di un abrazo muy fuerte. Con la mala suerte de que al pasar mis brazos alrededor de él se me cayó la toalla. Tonta yo.

Mi parte de delante la tapa Rupert, la parte de atrás no.
La cara de Rupert fue increíble, estaba muy sonrojado. Pero por un momento miré a Tom. Él estaba boquiabierto y a punto de echarse a llorar de la risa.
Entonces los tres empezamos a reír.

Un silbidito de burla por parte de Tom.

Rupert me fue empujando despacito al baño, y cuando yo ya estaba dentro cerró la puerta, para que pudiera coger otra toalla.

Entonces oí como Rupert pegó otra colleja a Tom, y los dos empezaron a partirse de risa. <¡Cállate!> Le decía Rup, a Tom, lleno de nerviosismo.

Cuando salí del baño me aseguré de agarrar bien la toalla. Fui al salón y los dos aún estaban riéndose.

-Respecto a lo del vestido. ¿Tienes? -Dijo Tom, mientras Rupert aún se tapaba la cara de la vergüenza.

- Pues, no lo sé, la verdad. Pero de todas formas, vosotros tampoco teneís ropa aquí. ¿Que hacemos?

-¡Shopping Time! -Gritamos Tom y yo al mismo tiempo.

-Vivo con dos niños pequeños. -Dijo Rupert con una boba sonrisa en la cara.

-¡Oh! Pederasta. -Dijo burlándose Tom.

-Eres tonto. -Le contesté mientras le daba un puñetazo en el brazo.

-Mejor no meterse con ella. -Murmuró Tom con la boca pequeña mientras se frotaba el brazo en el que le había pegado.

Estuve a punto de pegarle en la tripa. Pero me acordé del navajazo, y opté por darle en el brazo. Cómo no se había quejado en todo el día, supuse que estaba curado, pero no quería arriesgarme.

Fui a vestirme y después nos montamos en el coche.

Me llevaron a un complejo comercial en el que no había estado nunca. Había muchísmas tiendas de ropa de lujo.

Bajamos del coche y se acercó a nuestro coche una chica muy guapa, morena. Era una chica, que me sonaba de algo. Entonces Tom se bajó del coche, se acercó a ella, y la plantó un beso de escándalo. Rupert, al ver mi cara de asombro dijo:

-Es su novia.

Vaya, gracias por la información. Jamás lo habría adivinado. Pensé.

Miré a Rupert haciéndole burla y él me pellizcó. Después nos agarramos de la mano.
Era como una relación de niños. Todo el día picándonos.

-¿Cuándo han quedado? -Pregunté asombrada. No había visto a Tom coger el teléfono en ningún momento.
-No quedan. Simplemente se encuentran. No sé como lo hacen.

Entonces Tom se acercó y nos presentó a su novia, Jade.

-Encantada. -Dije yo.

-Igualmente. -Dijo ella con una sonrisa. Parecía muy buena chica. Y así era.

-¿Qué pasa, Rupert? ¿No me ibas a decir que tienes novia? -Dijo Jade burlona.

Anda que... Menuda pareja de graciosillos se ha ido a formar, pensé.

-Sí, claro que sí te lo iba a decir. -Contestó Rupert.

¡Dios mío! Soy su novia. ¡Soy su novia! Él mismo lo había dicho. Aquello era increíble. Rupert Grint, ¡Rupert Grint! era mi novio.

-Bueno, hora del interrogatorio. -Dijo Jade. -Chicos por un lado, chicas por el otro. Hasta luego.

-Venga, luegos nos vemos. -Añadió Rupert mientras me soltaba la mano despacito.

Jade me enganchó del brazo y mientras caminábamos hacia las tiendas, comenzó su ronda de preguntas.

¿Cómo te llamas?¿Cuántos años tienes?¿De dónde eres?¿Cómo os conocisteis?¿Cuáles son tus intenciones? Me preguntó.

¿¡Qué!?

Tema debate: La violencia de género, el maltrato.

La semana pasada hicimos un fallido intento de debate en mi clase sobre el tema antes mencionado: el maltrato o la violencia doméstica.

El tema del debate se centraba en varias partes como:


  • Si la violencia doméstica es una momentánea pérdida del control.
  • Si es un hecho que no tiene la importancia que se le da, debido a que no hay muchos casos, pero a los que hay se les da mucha importancia.
Pues bien, ¡esto no es así!

Creo y me atrevería a afirmar que tengo una fuerte opinión sobre lo que es para mi violencia de género o violencia doméstica y maltrato.

Para mi el maltrato es una, digamos, "forma de vida". Nadie elige ser maltratado, pero uno tampoco puede ser maltratado un día y al siguiente ya no. Creo que se considera maltrato cuando una de las dos personas de la relación ha perdido totalmente el control y el respeto hacia la otra persona. Cuando es imposible la convivencia, ya sea por maltrato físico o psicológico (que en mi opinión es el que más se da pero que no es denunciado). Para mi maltrato no sería si tu pareja te pega una vez, o si un día, por lo que sea, te empuja. Para mi, eso no sería maltrato. Todo el mundo tiene derecho a perder los nervios alguna vez en la vida.

Yo consideraría violencia doméstica cuando una relación ha llegado a un punto tan extremo en el que no se puede vivir. A un punto en el que una persona domina sobre la otra por medio de la violencia, que no tiene porqué ser física.
Violencia doméstica es eso que ahoga, que mata. Cuando no puedes vivir tranquila/o por miedo a la otra persona. Eso es violencia doméstica.


En cuanto a la importancia que se le da a los casos de este tipo de maltrato. Creo que se le da la justa y necesaria. Estoy casi segura que hay el triple de casos que los que se denuncian cada día, y en lo medios de comunicación no aparecen ni la mitad. Porque si esto fuera así, si se publicasen todos los casos de maltrato y violencia, la sociedad (sobretodo femenina) se sumiría en un mar de desconfianza y miedo. Y todo se iría al traste.


Conclusión.

No apoyo la idea de que la violencia de género sea una pérdida momentánea del control, ya que, tú no pegas todos los días a tu mujer, sin querer. Una vez, bueno, se puede pasar, pero que no se repita. ¿Pero todos los días? ¿A cada cosa que hace? De eso nada.
Si es continuo, es violencia doméstica. Si es una vez, es una pérdida momentánea del control.
En cuanto a la difusión de estos casos, creo que se les da la importancia que se merecen, aunque a veces se oculte parte del problema.

4 de marzo de 2012

Chronicle


El otro día fui al cine con mi amigo Fabio y con mi amiga Carmen, y estuvimos viendo Chronicle. 






Esta película cuenta la historia de  Andrew [Dane DeHaan], un joven con un padre abusivo y alcohólico, su madre está en un estado crítico de salud y que vive una situació sensible, ya que no tienen dinero para comprar la medicación de su madre. 
Desde un principio se ve a Andrew en su cuarto con una cámara que  adquirió con el fin de documentar todo lo que sucede en su vida diaria.




Por lo que Andrew muestra en su documental, es de estos chicos de los que todo el mundo se burla y escoge como punto de mira pero a pesar de que su primo [quien es prácticamente su único amigo] le pide que desista de la idea de andar con la cámara para todos lados Andrew no la suelta.


Matt [Alex Russell] el primo de Andrew es normal, no es muy popular pero tampoco le zurran por los pasillos.


En cambio Steve [Michael B. Jordan] es el más popular de la escuela, todos lo quieren y lo apoyan. Es bastante inteligente y aspira a ser presidente, no tan sólo de su clase o de su escuela, sino del país.
Estos tres jóvenes se encuentran en una fiesta y a pesar de que no tienen una relación de amistad, sino que solo se conocen de vista se vuelven inseparables tras un incidente en el que encuentran un hoyo misterioso en el que hay una extraña roca, que desprende luz de distintos colores. 



La siguiente imagen que se ve es como estos cuatro chicos tienen telequinesia.


Nadie sabe qué pasó o por qué pero a medida que utilizan sus poderes van adquiriendo mayor fuerza. 
Estos jóvenes tienen el fin de usar sus poderes para entretenerse, calmar el aburrimiento y hasta hacerle bromas a los demás.  




Todo les va estupendamente cuando descubren que con la telequinesia, son capaces de elevarse en el aire y volar. 


Pero un buen día, Andrew lleva demasiado una broma, en la que un hombre resulta herido, al deslizarse, (tras un mental empujoncito de Andrew) por un barranco. 



A partir de esto deciden establecer unas reglas pero, ¿cómo volver a una vida normal después de conocer que prácticamente no tienes limitaciones?



Andrew poco a poco se va dando cuenta de que su poder no tiene límites y cuanto más lo usa, más fuerte se vuelve. El entorno que rodea a Andrew no le deja más remedio que consumirse con la rabia, por eso, un día, su rabia estalla, y su incontrolable poder se desata, con una trágica solución. 


Dane DeHaan in a scene from the movie "Chronicle."




~ Opinión personal ~
Creo que esta película no es la típica película de tres niñatos que tienen súper poderes y se creen los más guays. Esta película es mucho más bestia, mucho más entretenida, y es de esas pelis que merece la pena pagar ocho euros por verla en la pantalla grande. 
No tengo mucho más que decir, porque es una película tan increíble que casi no sé como describirla. Sinceramente pienso, que nadie debería morirse sin ver esta película, y ya cada uno que saque sus propias conclusiones. 

Team Starkid.

Hace poco tiempo descubrí una compañía de teatro estadounidense llamada Team Starkid. 
Formada por algunos actores conocidos como: Lauren Lopez, Darren Cris, Joey Richter...
Y descubrí que hacían numerosos musicales entre los cuales se encontraban 'A Very Potter Musical', 'Starship' 'A Very Potter Sequel' y 'Me and my Dick'. 

Empecé a ver cada uno de estos musicales y descubrí que son todos espectaculares. Todos tienen un punto de humor y un punto tierno, pero sobre todo un punto que te hace que no puedas despegarte de la pantalla en mucho tiempo. 

Por ejemplo: 

A Very Potter Musical: 
Cuenta la historia de la vuelta de Harry Potter a Hogwarts y las aventuras que allí vive con sus amigos y como sale vencedor del Torneo de los Tres Magos y como derrota a Lord Voldemort. Esta historia contada con humor y sátira hacia cada uno de los personajes, de tal forma que llega a ser ridículo y de ridículo es gracioso. Y un muy ingenioso diálogo y canciones totalmente absurdas y divertidas. 
Por ejemplo, el reparto: 

Harry Potter - Darren Criss

 Ron Weasley - Joey Richter 

Hermione Granger - Bonnie Gruesen

Draco Malfoy - Lauren Lopez (No os lo perdáis, de Draco hace una chica. Ahí muestra la sátira hacia este mimado personaje).







 Severus Snape- Joe Moses

Lord Voldemort  / Dolores Umbridge  - Joe Walker 

Albus Dumbledore - Dylan Saunders 

Ginny Weasley - Jaime Lyn Beatty 

Cuanto más ridículo mejor. Por esto y por muchas más razones estoy muy enganchada este musical, porque es realmente entretenido, las canciones muy pegadizas, y realmente son buenos actores. 
Os dejo unos cuantos vídeos para que juzguéis vosotros mismos. Espero que os guste. 

Este es el acto 1 de la primera parte del musical. Si queréis verlo con subtitulos tenéis que pinchar en l botón CC de la barra del vídeo. 

Aquí una de las canciones más graciosas de todo el musical. Hermione no puede dibujar. 


~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

A parte de estos dos musical de HP han hecho otros muy buenos y que también merecen la pena. 
Aquí dejo algunas imágenes de 'Starship' y 'Me and my Dick'.

STARSHIP 





ME AND MY DICK 
 




27 de febrero de 2012

Esas fans histéricas que juzgan sin saber.



Gracias a ese magnífico título no hace falta que os haga ninguna introducción.

Veamos, no soporto a las fans que se creen mejores que otras.
No soporto el hecho de porque te guste LA MÚSICA que hace un grupo tengas que ser o "grupie" o "fan". No.

La gente que lleva con el grupo desde su comienzo, se denominan a sí misma fans.
Pero todo el mundo que los sigue desde hace poco para ellos/as son grupies.

Pongo un ejemplo. MCFLY.
Esta banda británica se formó entre 2002 y 2004.


Las locas se creen que pueden engañarnos diciendo que están con ellos desde el principio, es decir desde 2004. Y todos sabemos que eso no es cierto. Porque el rango de edades de seguidores de McFly, va desde 11 años hasta 20, como máximo. Esto significa que la mayoría de las "fans", en 2004, veían los Teletubbies o solo escuchaban Hannah Montana.

Ahora llega lo que me, molesta, por no decir otra cosa.
Esta gente, se cree que puede juzgar a otras personas porque una canción de dicho gurpo no les guste o porque un álbum les guste más que otro. No, bonitas, no. Eso se llama tener opinión.

El término FAN se está degradando y ahora la gente que sigue a McFly (como cualquier otro artista) tienen miedo de decir lo que opinan de verdad. Reprimen el poder contar lo que piensan del nuevo disco por culpa de las fans locas, las que se creen que tienen derecho a decidir quien es mejor fan.

ESTO DEBE CAMBIAR.
Me gustan muchos grupos, pero de verdad creo no que soy fan de todos. Me da igual, simplemente, me gusta lo que hacen, y lo aprecio.

Que me guste el trabajo que hace un grupo no significa que tenga que ser una obsesa y que me tenga que saber cuantas malditas pecas tiene la madre del batería, ¡Por Dios!

Entiendo que algunas seguidoras de los grupos se molesten, cuando otra persona se denomina a sí misma fan y no sabe que tipo de música toca un grupo, no sabe cuántos álbumes tiene dicho grupo o al menos cuantos componentes lo forman (cosas que, si eres fan, inevitablemente descubres). Entiendo que eso moleste, pero de ahí a que haya "guerras" en redes sociales por expresar opiniones o por ese gusto que le encuentran algunas personas a meterse con otras, me parece excesivo.

También entiendo que la gente se moleste cuando una persona, se considera mejor fan, pero en realidad ella solo se interese por el físico de los integrantes del grupo y no de su música. ESO ESTÁ MAL.
Porque los cantantes son cantantes, no actores. Los guitarristas son guitarristas y no modelos u otra cosa. Lo que tienen que hacer es cantar y tocar, nada más.

P.D.: Descripción de la palabra "fan": Persona que admira o apoya a una persona o cosa con gran entusiasmo, especialmente a un músico o grupo musical.

Una cosa es que tengas un ídolo (o varios) y hagas lo posible para verlo o conocerle, pero créeme, acosar a tus artistas favoritos no es una buena forma de pasar la tarde.


De todas formas no entiendo esa obsesión con tener que ser fan. Yo adoro y admiro el talento de muchos grupos, pero no soy fan. Y miradme, sigo viva.

Termino diciendo, que no hay que dejarse llevar por la opinión pública, por ejemplo: Si a ti no te gusta el nuevo disco de tu artista favorito, dilo. No tengas miedo a que alguna descerebrada te llame "grupie". ¡¿Qué sabrán ellas?! Que yo sepa, el sentimiento por un grupo se lleva dentro y no se aprecia desde fuera.

Pues eso, lo dicho, que menos prejuicios.

26 de febrero de 2012

La mujer de negro.

Ayer fui al cine a ver la película tan esperada por mi, 'La mujer de negro' que resultó ser bastante más buena de lo que parece.


La película trata sobre un joven abogado llamado Arthur Kibbs quien se ve obligado a ir a una ciudad alejada de Londres a realizar un trabajo, ya que si no perderá su trabajo y se verá parado teniendo que mantener sólo a su hijo de cuatro años ya que su mujer murió en el parto.

El trabajo que le encomiendan es visitar una casa en la que vivía una cliente, ahora fallecida, y recoger toda la documentación que pueda haber en la casa. Pero la cosa no es tan simple: esta casa está en un islote que se queda incomunicado cuando sube la marea.

Cuando Arthur llega al pueblo, todo el mundo le pide que no vaya a la casa del islote, que se marche de nuevo a Londres. Pero Arthur en un pricipio no entiende porqué la gente le tiene tanto miedo a esa casa y decide ir allí a por los papeles de la difunta señora.
Poco a poco Arthur va entendiendo el temor de la gente, cuando se da cuenta de que cosas raras pasan en aquella casa, cuando la sombra de una mujer aparece constantemente y perturba el trabajo de Kibbs.

Al momento que Arthur regresa del islote se da cuenta de que algo malo ocurre. Cada vez que alguien ve a la mujer de negro cosas terribles ocurren y un niño muere en extrañas circunstancias.

Todo esto es debido a la mujer de negro, que por alguna razón atenta contra la vida de los hijos de los pueblerinos.


Mi opinión personal:

Los primeros 20 minutos de película no me gustaron mucho, ya que, como buena obsesa de Harry Potter, encontraba demasiadas similitudes con esta saga. La visión del tren, el hombre leyendo el periódico en el tren, la forma de grabar algunas escenas, y sobretodo la voz de doblaje, que es la misma que la de Harry Potter, y hace a Arthur Kibbs (protagonista de esta película) parecer un niño, cuando en realidad es un adulto.

A partir de la media hora de película es una tensión constante, porque han logrado hacer que el mero hecho de unas sombras y unos pocos ruidos asusten de verdad, y lo hagan pasar mal.

En general, creo que la película es mucho mejor de lo que parece, porque el trailer está un poco mal hecho, y no han elegido las escenas que mejor describen la película.
Pienso que han hecho un gran trabajo, y para ser la primera película que Daniel hace fuera de la saga Harry Potter es realmente buena.

Lo que me ha gustado mucho de la película es que no solo es miedo en escena, quiero decir, no pasas miedo solo por lo que ves, si no porque es un miedo muy psicológico, y de los sustos no se libra nadie.

Si queréis saber que es lo que ocurre al final, tendréis que verla, porque realmente pienso que merece la pena. El final es inolvidable y perturbador.

Espero que la veáis y que os guste mucho. Aquí os dejo el trailer y algunas imágenes.








Capítulo 10 "Él, yo, nosotros y los demás"



Me levanté de mi cama y me fui a la cama de Rupert.

Él estaba dormido, desnudo de cintura para arriba. Abrí la sábana lentamente y me tumbé a su lado, apoyándome en su pecho. Entonces él me sintió y me rodeó con su brazo. No tarde ni un par de minutos en dormirme.

Al día siguiente me desperté y la cama estaba vacía. Yo estaba abrazada a la almohada. Me levanté y fui hacia el salón. Rupert estaba allí, cerca de la mesa. Estaba viendo algo en el portátil.

Le vi allí al final del pasillo. Aún no se había puesto la camiseta, y desde  atrás le veía los bonitos lunares que tiene por todo el cuerpo.

Me acerqué y nos dimos un bonito y suave beso de buenos días. Tom apareció por la puerta del salón justo cuando Rupert y yo nos besábamos.

Haciendo un gracioso homenaje a Harry Potter, se colocó detrás de nosotros y dijo muy despacito: <Moooooorning> .

Rupert y yo nos separamos y vimos como Tom se partía de risa.
Rupert se acercó a él y le dió una colleja de las buenas. Entonces ya no era Tom quien se reía, sino nosotros.

-Buenos días, parejita. -Dijo Tom.

-Buenos días, graciosillo. -Contesté.

Tom se sentó en la silla que estaba frente al portátil, y giró la pantalla hacia Rupert.

Increíble, eramos nosotros. Rupert y yo. El día que nos abrazamos a la salida del hotel.  Había fotos colgadas en internet.

- Vaya, ¿No podríais ser más discretos? Así no va a haber quien se oculte. -Se burló Tom.

-Bueno no creo que sea un problema. -Contestó Rupert muy convencido.

En esa conversación yo no pintaba nada. Me limité a escuchar.

-Creo que te olvidas de algo, ¿no te parece, Rup?

-No creo. Si fuera algo importante me acordaría. Creo. -Contestó.

-Mañana es día veintitrés. Tenemos una gala de Harry Potter. -Dijo Tom claramente.

-Vaya, eso es importante. - Dijo riendo Rupert.

-Vas a ir, ¿verdad? -Preguntó preocupado Tom.

-Si dije que iba a ir, iré. Pero entiendo el problema.

-¿Que hacemos con Eva? -Contestaron los dos al mismo tiempo.

-Consideremos las opciones. Si la llevas vas a tener que presentarla en sociedad. Y vas a tener que dar explicaciones.

-Ya, pero si no va, no puede quedarse sola en casa. Y si va, me acribillarán a preguntas después de que todo el mundo haya visto las fotos. No puedo ocultarla.

-Esto... ¿Hola? Que sigo aquí, chicos.

-Cierto, cierto. Perdona. -Dijo Rupert, mientras me cogía de la mano y sonreía.

Se fueron a hablar la cocina. Con eso entendí que querían hablar en privado a si que fui a darme una ducha.

Cuando salí estaban los dos en la puerta. A lo que Rupert preguntó:

-¿Tienes aquí algún vestido de gala? -Me dijo sonriendo.


19 de febrero de 2012

Ser diferente es lo que nos une.




A freak of nature, stuck in reality
I don't fit the picture, I'm not what you want me to be. Sorry.


Under the radar, out of the system.
Caught in the spotlight, that's my existence.


You want me to change, but all I feel is strange, strange.
In your perfect world, so strange, strange.
I feel so absurd in this life, don't come closer, in my arms, forever you'll be strange.


Strange


You want to fix me, push me, into your fantasy.
You try to get me, sell me, your personality.


You try to left me, I don't get better.
What's making you happy, it's making me sader.


In your golden cage, all I feel is strange, strange.


In your perfect world, so strange, strange.
I feel so absurd in this life.
Don't come closer, in my arms, forever you'll be strange.


Strange


Like me (Strange)
When you touch me (Strange)
When you kill me (Strange)
All I feel is strange.


In my dreams together we'll be strange, strange in your perfect world.


Strange, I am so strange.
Strange, I am so strange, strange,strange.


In your perfect world, so strange, strange.
I feel so absurd in this life.
Don't come closer, in my arms, forever you'll be strange.


Strange
Like me


--------------------------------------------------------------------------------


Todos nos hemos sentido alguna vez así. Nos hemos sentido diferentes, y muchas veces eso nos ha hecho sentir mal. Ahora yo me pregunto: ¿Mal, por qué? 
Ser diferente no tiene nada de malo. Ser diferente es lo que le da chispa a la vida, y la gente que desprecia la diferencia, se muere por dentro. 
Ser diferente puede hacer daño, pero cuando llega el momento en el que te das cuenta, de que ser distinto a los demás es lo mejor que te puede pasar, vives las cosas de otra forma. 



Cada uno es de una forma, pero eso no significa que no podamos ser semejantes. 
No tienen porque gustarnos las mismas cosas, no tenemos porque hablar igual o tener muchas cosas en común. Lo que importa es que formamos cuando estamos juntos. 


Ser diferente llena la vida. La tuya y la de la gente que te rodea. Sin diferencia no hay juego, sin juego no hay vida. Game over.